CASO: Juanita Mendoza - PRONUNCIAMIENTO

Publicada el: 01/09/2018

LA SOCIEDAD DE BENEFICENCIA DE CAJAMARCA, entidad pública con la misión encomiable de apoyo social a los Niños, Niñas y Adolescentes, Jóvenes, Mujeres y Personas Adultos Mayores; poblaciones vulnerables, de los sectores más pobres, que se encuentren en desamparo familiar y social; y promueve el desarrollo de sus Habilidades y capacidades para su reintegración, familiar, social y laboral, como parte activa del cambio y la transformación de nuestra sociedad.

Hoy, ante el preocupante panorama social del incremento de la violencia, contra la integridad física, psicológica y sexual de las Mujeres, Niñas, Niños y Adolescentes; discriminación y feminicidios, la SOCIEDAD DE BENEFICENCIA PÚBLICA DE CAJAMARCA, dice lo siguiente:

Los graves hechos conocidos y difundidos por los medios de comunicación local y nacional, entre los casos específicos de EYVI AGREDA Y JUANITA MENDOZA ALVA, mujeres de nuestra Región si bien configuran delitos penalizados, que es necesario resuelvan y persigan con firmeza las autoridades competentes, y se juzgue con el peso de la Ley, son también manifestaciones de las consecuencias de la alta prevalencia de la violencia familiar en Cajamarca y en nuestro país, cuyas causas son múltiples y simultáneas.

Factores como las desiguales relaciones y de trato entre mujeres y hombres dentro de las familias y las comunidades, que se basan en prejuicios socio culturales machistas, que se combinan con una alta tolerancia de la violencia dentro de las familias en la sociedad, debilitando así las familias como institución base de la sociedad y las instituciones de gobierno, con los sistemas de prevención, asistencia y justicia llamados a garantizar la protección de derechos de nuestras Niñas, Niños y Adolescentes.

Pues, el producto de estas vivencias sufridas en la niñez, son las manifestaciones posteriores y producción de las mismas en otras etapas de la vida de quienes fueron maltratados por los responsables de su cuidado, a violentar a los que a ellos les toca cuidar.

La violencia física, psicológica y sexual contra la mujer sigue siendo muy alta en el Perú, nuestro país sigue siendo el tercero en violaciones sexuales en el mundo, luego de Bangladesh y Etiopía.

Los factores descritos muestran que no basta combatir y sancionar enérgicamente los delitos individuales de violencia contra la mujer, la niñez y la adolescencia, sin atacar a la vez los múltiples factores que se encuentran en la raíz de esta problemática.

Tomemos conciencia de la situación de violencia que vivimos y subsecuentes denuncias, y así también el cambio de estereotipos culturales y condiciones que perpetúan la violencia dentro de nuestras casas: amando, escuchando y apoyando a nuestra niñez cajamarquina

Pues, enfrentar esta problemática demanda una acción conjunta, concertada y persistente que debe empezar desde las bases, hasta las más altas esferas de poderes del Estado y ser parte de las acciones tomadas, para combatir y terminar con esta situación lamentable para todos.

Nosotros, rechazamos la violencia de género que es un mal social respecto del cual estamos sufriendo, no queremos más mujeres violentadas ni muertas y creemos que, las personas, familias, sociedad y Estado tenemos un rol protagónico que cumplir y hacerle frente, porque, erradicarla es una tarea ineludible de todos y todas, si queremos llegar a ser un país moderno, una sociedad libre, democrática, tolerante e inclusiva, en el que se protejan y garanticen la igualdad y el respeto de derechos de mujeres y hombres. BASTA DE VIOLENCIA.

¡POR UN MEJOR TRATO A NUESTRAS NIÑAS, NIÑOS, ADOLESCENTES, MUJERES Y HOMBRES!!!